Rosin de Palo

Café la Palma, 1 de mayo de 2021

Pongamos que Rosin de Palo no hacen Jazz. Error. Pongamos que intentan quitarse el uniforme y hacer Jazz, riéndose del Jazz. Caliente. Digamos que hacen la música que les gusta, pasada por el tamiz de su bagaje musical. Nos vamos acercando. Pongamos que se dedican a reírse de sí mismos (oh, músicos con estudios) sin que se note demasiado, y a la vez consiguiendo que la medicina de carcajadas nos haga regresar. Bingo.

Es recomendable tomarlos en serio. Ellos posiblemente lo hacen, pero dejando que sus reflejos traviesos sigan a lo suyo. Nosotros podemos excedernos, merecen la pena. Es difícil encontrar tal suma de sorna y talento enlatadas en dos aragoneses (por favor, Pajares y Esteso no… ¿no?). Es posible que sean el resultado de explorar la idea de ponerle efectos a un contrabajo, y darle al batería una nariz de payaso. Que estén jugando a hacer de rockeros con formato de duo. Incluso dándole una lección de swing a The White Stripes. O nada.

(Al final se resumen. Indios que hacen jazz).

Pero la pregunta que de verdad debiéramos hacernos es: ¿Róisín Murphy, o Rossy de Palma?

Si quieres contar algo...

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.