Espiritusanto

Presentación de Exfuturo en El Sol. 13 de septiembre de 2019. Teloneando, C.A.R.R.E.R.A.

C.A.R.R.E.R.A. llaman mucho la atención pero la desgana de su cantante pesa demasiado. Aparte, les falta suciedad, y se nota que tienen ganas de mancharse. Más tarde, cuando parafrasean a The Cure (bastante bien, por cierto), y el tempo de las canciones desciende a lo depresivo, comienzan a hacer algo que merece la pena escuchar. A su favor hay que decir que hay varias versiones de sí mismo incubándose y eso les añade mucho interés. Y que realmente, tocan bien. Mientras, Eduardo Benavente puede seguir su descanso sin heredero.

Espiritusanto suenan mucho más luminosos en directo, o es la sensación que me están dando con el disco recién comprado y algunas canciones escuchadas. Me han sacado del duermevela en que me tenía la cámara cuando han empezado a sonar a Metronomy. A su manera desquiciada y oscura, es cierto, pero ahí están. Intentando bramar un sonido a partir de sus mitos y su incorregible querencia hacia la dulzura. 

Hubiera sido muy fácil para ellos hacer pop electrónico. Sus melodías están hechas para el entusiasmo y la euforia, para enganchar con el primer chasquido de dedos. Y tiene mérito esa búsqueda de caminos inesperados para, no hacia la sorpresa, no hacia el sobresalto (quizás si): la ruta hacia una suerte de entusiasmo enfurruñado, una sonrisa contenida, una simpatía hosca. Sobrevolando la sombra de los de Joseph Mount y los remixes de The Cure. Ignorando su mapa. Sonriendo debajo del estante de las camisetas negras.

Posiblemente esa oscuridad era el sonido saturado de la sala, a que estaba tirado por el suelo debajo de los monitores del guitarrista y cuando me situé donde debía, detrás de todas las cabezas, pude escuchar de verdad. Menos aire, es cierto, menos sutileza, pero las mismas canciones irremediablemente dulces. Como ese armario que alguien tiró al mar para convertir la angustia en una rave con los moluscos más divertidos del Canal de la Mancha. Con esta paradoja electrónica, nos despedimos.

Si quieres contar algo...

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.