Empress Of y Hnos Muñoz

Sound Isidro. Joy Eslava, Madrid, 31 de mayo de 2019

Hermanos Muñoz hacen un trap aceptable (por ponerle nombre) para los que viven en el país de las élites. Bases que parecen una subversión de Burial, letras susurradas y voces robóticas que rapean en formato letanía. Quizás lo mejor sea el trabajo que hacen con sus dos voces (a pesar de todo), asumiendo el formato dúo y creando unos arreglos vocales que cuanto menos, llaman la atención por poco habituales.  Eso y que no deje de pensar en Salamandra. Aunque ellos prefieran a Manzanita. Muchas veces, yo también.

Empress Of arranca a trompicones, con un formato extraño de doble cheerleader orquesta que suena agarrotado y comienza a remontar cuando llegan al pop bailable y alternativo à la Lorde. Y a golpe de contradicciones, va creando un espectáculo de pop que se quiere reír de su propio género y juega con la mitología del dúo que lucha contra el carisma arrollador de una de ellas, que la industria no duda en vampirizar: ¿han visto Vox Lux o A Star is Born?

En cualquier caso, le regalan al pop un esqueleto de repuesto para seguir devorando egos: una mezcla de camaradería, solista dicharachera, guiños a la comunidad latina y frescura. Y a su repertorio, algunas canciones memorables y la curiosidad morbosa de ver en qué se transformarán si los estalla el éxito en fuegos artificiales. Pero debiera mejorar su forma de cantar. Hoy ha tenido problemas muy graves para mantenerse en el lado de lo digno y yo muchos para soportar tanta nota perdida. Quién sabe, si al final ellas pasen por encima de la máquina de dinero. Quizás no hay una pérfida industria al fin y al cabo y somos guapos e inmortales. O, quizás, Lorely tiene mejor oído que garganta.

Si quieres contar algo...

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.